domingo, abril 24, 2016

Qué triste

Era un grito de ayuda, se percibía el dolor, la angustia.
Cuando por fín llegué había un majestuoso Tiuque llorando a su hembra muerta por un Peuco.
Una escena muy triste, al ver que ese pobre pájaro lloraba la pérdida de su hembra y aún la defendía.
No somos los únicos seres consientes aquí.

No hay comentarios.: