miércoles, mayo 01, 2019

Libertad, Igualdad y Empleo

Al ver un artículo en LinkedIn sobre cómo las plataformas digitales se encargarán de "sancionar" los procesos de reclutamiento que vayan en contra del principio de "igualdad", no pude evitar encontrarle las fallas.
La idea es buena, pero los que estudiamos Control Automático sabemos que no basta medir la "entrada", se necesita medir también la "salida".
La idea planteada en LinkedIn es revisar los requisitos de postulación que se exigen y "penalizar" aquellos que pidan: buena presencia, ser menor de, ser mujer, etc. A todos nos parece bien, pero funcionará?
Quienes hacen las veces de reclutadores, en su fuero interno, aplican estas restricciones, es algo tan simple como ver las contrataciones y quienes siguen desempleados.
Cómo lo mejoramos? Hasta ahora con el avenimiento de las IAs lo único que sabemos es que serán las responsables de las nuevas contrataciones. Suena genial, al fin tendremos un proceso justo e igualitario, o no?
Que pasa si estos sistemas incorporan "shadows rules", con los mismos vicios ya mencionados? Quién certificará que dichas IAs sólo tienen reglas públicas y auditables?
Cómo una plataforma digital para el empleo puede asegurar que el proceso, humano o por IA, haya sido justo e igualitario?
La única manera es con feedback del proceso y generar una estadística de contratación de la empresas, para saber si cumple o no con promesa. Esto es algo que ya se podría hacer y que muy pronto se volverá necesario y urgente.
Y que pasará con la libertad de la empresa para contratar a quien quiera y no a quién necesita? Esta pregunta es válida para el sector público, privado, ambos o ninguno?

No hay comentarios.: