jueves, febrero 07, 2019

¿Funar es divertido?

Parece un acto de justicia social funar a quién ha actuado mal, incluso muchas veces nos resulta hasta divertido, pero...

Al parecer no es tan correcto funar a los delincuentes, aunque en una primera impresión nos parece apropiado publicar la foto de un asaltante, violador u homicida. Claro nos gustaría poder reconocerlo y evitarlo, pero hay que reconocer que otros podrán tratar de tomar la justicia por sus propias manos y eso está mal. La justicia sin el debido proceso no es justicia.

Ojalá que el que es funado aprenda la lección y se comporte correctamente la próxima vez y que otros no caigan en el mismo error, de otra forma funar no sirve y lo peor es que nos envenena.

Por otra parte, aunque haya sido gracioso funar al "ogro del pantano", él también tiene familia, y si tiene consciencia ya debería saber que lo hizo mal (o tal vez no). En cualquier caso, en verdad no es aceptable que la gente acometa una campaña más agresiva en su contra, ya tuvo suficiente odio social, nosotros no somos quienes para juzgar los hechos ni juzgarlo a él, y lo que estamos haciendo es prejuzgar sin el debido proceso. Pienso que detrás de todo esto hay una larga historia de abusos y descontentos que nos hacen sobre reaccionar, pero luego debemos reflexionar y volver a ser quienes somos o incluso tratar de ser mejores.

Por esto es que las redes sociales son tan importantes y útiles, si las usamos bien podemos mejorar la sociedad, pero el funar es una espada de doble filo que puede causar daños incalculados e injustos.
En el pasado con la "crisis del confort" (qué cagada) todos hicieron campaña para no comprar más confort a los coludidos y otras marcas "desconocidas" se "hicieron la américa" (¿o no?), pero al final con suerte recibimos 7 mil pesos, lo que a vuelo de pájaro me parece muy poco pensando cuánto gastamos demás a lo largo del período de colusión.  ¿Y ahora quién se acuerda? ¿Alguien sigue comprando a las pequeñas empresas, aún existen?

Entonces, el cuento con funar es que o en la práctica no tiene realmente el efecto deseado o puede tener un efecto desmedido que al final como sociedad no nos hace bien, sólo generamos más odiosidad lo que es un veneno para el alma y nos convertimos en simples haters y esto no suma.

En lo posible no practiquemos la hybris, la desmesura que era el gran pecado del hombre en el mundo helénico y que los dioses arquetípicos juzgaban tan severamente, dejemos que la justicia haga su trabajo.

Funar es algo serio, y la diversión sin límites también nos hace mal. Hagamos votos por no ver más noticias de "ogros en los pantanos", que al menos el dolor sirva alguna vez.

No hay comentarios.: