martes, octubre 24, 2017

Sólo denme

Qué pena la cultura de miles de personas que no están dispuestas a esforzarse para nada y por el contrario esperan que los demás les den todo.
No se equivoquen, no hablo de quienes realmente necesitan ayuda.
Hablo de los "otros" que no tienen ningún impedimento más que su flojera, y que lloran, se enojan y reclaman al aire porque los demás no hacen por ellos lo que bien podrían hacer por sí mismos.
¿Cómo se llegan a formar personas así? No me digan que es por falla de la educación, porque aunque se podría intentar corregir por dicha vía, la falla viene desde dentro de la familia y por tradición.
Educar, educar, y educar, hasta que duela, algunos se salvarán, pero pobre del resto.

No hay comentarios.: