miércoles, agosto 15, 2018

Kabbalah

La Kabbalah es un saber milenario que no es de este mundo.

Sus principios básicos se pueden resumir en:

  • Compartir: por este motivo estamos acá.
  • Conciencia y balance del Ego: el ego es necesario, pero cuidado con la hybris, con su desmesura.
  • Conocer las leyes espirituales: karma, causa y efecto, Ley de Murphy, Ley de Atracción, Ley de Afinidad, etc...
  • Somos UNO.
  • Salir de nuestra zona de confort: ayudar al prójimo.
En general podemos encontrar algunos o todos estos principios en muchas de las religiones y órdenes esotéricas, pero aquí en la Kabbalah está todo reunido y bien explicado, siendo posible construir inmensas teorías de todo con tan sólo una de sus partes, como el caso de la Teosofía, entre miles de ejemplos más.

La Kabbalah es el lenguaje que entiende el Creador, es su propio código de programación y se trata de un lenguaje recursivo. Les dejaré un sólo ejemplo a modo de introducción, para ver si se animan a más.

La Letra Alef, vamos que el alfabeto hebreo no es un simple alfabeto no más, son inteligencias cósmicas.



¿Qué nos enseña Alef? Primero que se trata de una letra ternaria, compuesta de tres letras, una vav y dos yud. Una yud desciende y se conecta a la vav por la parte inferior y la otra yud (invertida) asciende y se conecta a la vav por la parte superior. Esto significa que une la misericordia que está en los secretos del Cielo con la severidad (juicio) que está en el mundo visible de la Tierra.  Es decir, este mundo gobernado por la dualidad y que es tan amargo, es endulzado con gotas de misericordia. ¿Pero quién y cómo se logra esto? Pues por la vav, es decir el Hombre, que al meditar y orar permite que baje la misericordia.

¿Cómo podemos estar seguro de esto? Pues la Torah dice: Bereshit bará Elohim. Tradicionalmente se traduce como "En el principio Dios creo los Cielos y la Tierra". Es mucho más que eso, pero para estos efectos es suficiente.

La Kabbalah asigna valores numéricos a las letras y con ello logra dar saltos cuánticos sobre la interpretación de las palabras, así bereshit se relaciona con la palabra meditación, por lo tanto ¿cómo hizo el Creador para lograr crear de la nada el Cielo y la Tierra?, pues simplemente MEDITANDO.

¿Cómo logramos bajar a la Tierra la MISERCORDIA? Pues meditando y orando. Si no lo hace nadie, entonces esto se vuelve un café muy amargo, insoportable, es cosa de ver el nivel de violencia y odio actual que impera en el Mundo.

El Creador hace tres cosas en un solo acto: piensa, habla y actúa (ejecuta, crea, etc).  Nosotros sólo podemos hacer 2, decir lo que pensamos, pero la acción es otra cosa.  Esto lo enseña la Kabbalah a través de la letra He que también representa al Hombre.



La parte superior se une por la derecha con la parte inferior.  Esto representa que el pensamiento se une con la palabra oral, y podemos decir lo que pensamos, pero la acción que está a la izquierda se encuentra desconectada.  Un ejemplo aclara todo, si yo dijo que soy Gokú y que me puedo transportar dónde yo quiera, lo digo porque lo pensé, pero vamos, no lo puedo hacer en realidad.

El Creador es el único que puede hacer los tres en Uno, pero si por la Ley de Afinidad, nos acercamos a Él, entonces Él entrará en nosotros y podremos hacer como Él.

¿La Kabbalah es sólo para los judíos? ¿Acaso las matemáticas son sólo de un pueblo, o la astronomía, o la música, o la física, etc?  Somos UNO.

Revisa los principios de la Kabbalah, y busca tu Camino.





1 comentario:

BEATRIZ dijo...

Informativo e interesante-

Saludos.