sábado, diciembre 29, 2018

Lo SAGRADO

Existen dos vías para llegar a lo SAGRADO, el Arte Real o el Arte Sacerdotal.
Y esto es así precisamente porque el punto de intersección de ambos es lo SAGRADO, es la BELLEZA, es Tiphéret, es ese sentimiento, ese deseo, ese IDEAL abstracto, sólo sensible en el Oriente.
En este punto podemos coincidir entones que el Arte en general, como camino hacia lo BELLO, nos conduce inevitablemente hacia lo SAGRADO. Esto ha sido así al menos desde las reflexiones de los antiguos filósofos griegos.
La ciencias, como la filosofía, tratan de entender todo esto, especulan sobre lo BELLO y lo SAGRADO, sin tener una respuesta definitiva, siéndoles del todo inaccesible lo DIVINO.
El Arte Real por supuesto especula sobre lo SAGRADO sin entrar en lo DIVINO, que sólo es materia del Arte Sacerdotal.
Y bueno, todo lo demás que no es SAGRADO es profano, ya está, es material de estudio y modelos de la ciencia como la economía que bajo ningún punto de vista es SAGRADA.
La economía no es más que un modelo inventado por el ser humano, no posee una belleza intrínseca, no es un Arte, no posee un Ara, no posee lo SAGRADO, es algo puramente PROFANO.
En la naturaleza también podemos encontrar lo SAGRADO (dentro de un bosque encontraremos un altar natural) y las ciencias naturales sin duda nos conducirán hacia ello, pero sin lograr tocarlo nunca.
En lo SAGRADO está el principio de lo ETERNO, lo INFINITO y lo inefable, o también podríamos decir que es dónde todo esto termina ya que eso es internarse en lo DIVINO. Todo depende del punto de vista.

No hay comentarios.: